Comeclavos ( @rubencomeclavos ) Instagram Profile

rubencomeclavos

Comeclavos

  • 191 posts
  • 190 followers
  • 241 following

Comeclavos Profile Information

Amor a.k.a. ‘Mis chicas molan un puñao’

Amor a.k.a. ‘Mis chicas molan un puñao’

26 4 18 July, 2019

Advertisements

Papa, me gusta cuando te pellizco porque ríes.

Papa, me gusta cuando te pellizco porque ríes.

74 6 23 June, 2019
Vale, de acuerdo, algo pasa en mi cabeza, pero también algo acecha detrás de mis noches en vela.

Vale, de acuerdo, algo pasa en mi cabeza, pero también algo acecha detrás de mis noches en vela.

30 0 20 March, 2019

Advertisements

Que no pase un día sin que des tu opinión de mierda.

Que no pase un día sin que des tu opinión de mierda.

22 5 18 March, 2019
Será que algo pasa en mi cabeza cuando duermo...

Será que algo pasa en mi cabeza cuando duermo...

26 0 15 March, 2019
Cómo sostenerse a uno mismo cuando se duerme tan poco... #lahoratonta #sinhorasdesueño #invocaatusanimalitos

Cómo sostenerse a uno mismo cuando se duerme tan poco... #lahoratonta #sinhorasdesueño #invocaatusanimalitos

29 3 4 March, 2019

Advertisements

Vuelta al trabajo

Vuelta al trabajo

37 0 28 February, 2019
Todavía resignado, el niño anémona siguió su camino y sintió un hambre que le fulminó. Su estómago vibraba furioso. “No como nada desde hace dos días”, se dijo, “tengo que hacer algo”. Se detuvo ante una panadería y quedó maravillado frente al expositor. Qué excitante, qué suculento parecía todo. Panes, bollos, croissants, bastoncillos, aquello era el hogar de la alegría. Me comería esto, lo otro, probaría... –¡Psss, eo! –escuchó decir. El niño miró a un lado y a otro. –¡Eo, tu, aquí! –volvió a escuchar pero no había nadie. –¡Aquí abajo, idiota! ¿Es que no me ves?–. El niño anémona advirtió entonces que uno de los panes era el que le estaba hablando: –qué carajo vas a comer tú –le dijo– ¿acaso sabes masticar? ¿Con qué manos esperas llevarte algo a la boca? Es más, ¿tienes boca? ¿Tienes dinero además? ¿Crees que te van a dar algo por tu cara bonita? –el niño anémona no entendía lo que estaba sucediendo–. ¿Es que no vas a decir nada? Qué perdido vas, chaval. #elniñoanemona #dailysketches #sketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

Todavía resignado, el niño anémona siguió su camino y sintió un hambre que le fulminó. Su estómago vibraba furioso. “No como nada desde hace dos días”, se dijo, “tengo que hacer algo”. Se detuvo ante una panadería y quedó maravillado frente al expositor. Qué excitante, qué suculento parecía todo. Panes, bollos, croissants, bastoncillos, aquello era el hogar de la alegría. Me comería esto, lo otro, probaría... –¡Psss, eo! –escuchó decir. El niño miró a un lado y a otro. –¡Eo, tu, aquí! –volvió a escuchar pero no había nadie. –¡Aquí abajo, idiota! ¿Es que no me ves?–. El niño anémona advirtió entonces que uno de los panes era el que le estaba hablando: –qué carajo vas a comer tú –le dijo– ¿acaso sabes masticar? ¿Con qué manos esperas llevarte algo a la boca? Es más, ¿tienes boca? ¿Tienes dinero además? ¿Crees que te van a dar algo por tu cara bonita? –el niño anémona no entendía lo que estaba sucediendo–. ¿Es que no vas a decir nada? Qué perdido vas, chaval. #elniñoanemona #dailysketches #sketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

26 2 10 January, 2019
–Pero si no he hecho nada... –balbuceaba el niño anémona– cuidado, hombre, que me está haciendo daño... a ver, podemos arreglarlo... ¿no ve usted que no soy normal?... oiga, por favor, un poquito de compasión... –¡Y no te quiero volver a ver por aquí! –sentenció el guarda de seguridad. –Vale, vale, ya me voy. #elniñoanemona #dailysketches #sketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

–Pero si no he hecho nada... –balbuceaba el niño anémona– cuidado, hombre, que me está haciendo daño... a ver, podemos arreglarlo... ¿no ve usted que no soy normal?... oiga, por favor, un poquito de compasión... –¡Y no te quiero volver a ver por aquí! –sentenció el guarda de seguridad. –Vale, vale, ya me voy. #elniñoanemona #dailysketches #sketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

23 0 9 January, 2019
Siguió caminando por la ciudad de la aventura sin rumbo, sí, pero con los sueños como guía. “Quiero que me llamen caballero y que me abran la puerta”, se dijo, “quiero que me hagan reverencias y que me ofrezcan las mejores habitaciones, que me sirvan la cena y que me lleven a montar a caballo”. Y aunque creía estar pensándolo para sus adentros no se daba cuenta que lo estaba diciendo en voz alta, muy alta por cierto, y así siguió cuando casi por inercia entró en una tienda de ropa admirando los trajes que exponían e imaginándose con corbata y broches de oro y zapatos con hebilla y aún llegó a decirle a un agente de seguridad: “y quiero alfombras rojas a mi paso y bebidas refrescantes y cocheros vestidos con frac y un cisne de hielo” y agarrándole del brazo le empujaron fuera de aquel lugar: “¡largo de aquí, perro!” #elniñoanemona #dailysketches #sketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

Siguió caminando por la ciudad de la aventura sin rumbo, sí, pero con los sueños como guía. “Quiero que me llamen caballero y que me abran la puerta”, se dijo, “quiero que me hagan reverencias y que me ofrezcan las mejores habitaciones, que me sirvan la cena y que me lleven a montar a caballo”. Y aunque creía estar pensándolo para sus adentros no se daba cuenta que lo estaba diciendo en voz alta, muy alta por cierto, y así siguió cuando casi por inercia entró en una tienda de ropa admirando los trajes que exponían e imaginándose con corbata y broches de oro y zapatos con hebilla y aún llegó a decirle a un agente de seguridad: “y quiero alfombras rojas a mi paso y bebidas refrescantes y cocheros vestidos con frac y un cisne de hielo” y agarrándole del brazo le empujaron fuera de aquel lugar: “¡largo de aquí, perro!” #elniñoanemona #dailysketches #sketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

23 0 7 January, 2019
El niño anémona no dejaba, sin embargo, decaer su confianza: “hola, no tengo escoba pero...”, “perdone, podría decirm...”, “hola, me llam...”, “me gustaría ten...”. Todos pasaban de largo y se mostraban esquivos. Algunos le contestaban con un seco “aparta”. “No me interesa, gracias”, le decían otros. Pero el niño anémona, lejos de sentirse solo o decepcionado, simplemente pensó: ¡uala, a nadie le parezco raro! #elniñoanemona #sketches #dailysketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

El niño anémona no dejaba, sin embargo, decaer su confianza: “hola, no tengo escoba pero...”, “perdone, podría decirm...”, “hola, me llam...”, “me gustaría ten...”. Todos pasaban de largo y se mostraban esquivos. Algunos le contestaban con un seco “aparta”. “No me interesa, gracias”, le decían otros. Pero el niño anémona, lejos de sentirse solo o decepcionado, simplemente pensó: ¡uala, a nadie le parezco raro! #elniñoanemona #sketches #dailysketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

24 0 4 January, 2019
Pero cuando llegó a la ciudad ni había escobas por todas partes como pensaba ni parecía un lugar tan agradable como el que había imaginado... #elniñoanemona #sketches #dailysketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

Pero cuando llegó a la ciudad ni había escobas por todas partes como pensaba ni parecía un lugar tan agradable como el que había imaginado... #elniñoanemona #sketches #dailysketches #lafabulosahistoriadelniñoanemona

23 2 3 January, 2019